lunes, 5 de julio de 2010

BALSA SIN ISLA


Los zapatos
debajo de la cama

quizá algún regreso

El cuerpo aún caliente
de un viejo amor
recién estrenado

El sudor de un niño
que cuestionará tu ausencia

En la penumbra te abrazan las olas
penetran las garras de la noche

brizna de esperanza
te transportan

en primera fila a la incertidumbre

permutas tus raíces
por dos alas


Georgina Ramírez

9 comentarios:

Carlos dijo...

Raíces por alas, puede ser, pero no creo que sea malo, alas por raíces. Permanecer también es un milagro.

Un beso.

cobolobo dijo...

Sugiero:

Los zapatos debajo de la cama, quizá algún regreso.
El cuerpo aún caliente de un recién estrenado amor.
El sudor del niño que cuestionará su ausencia.
En la penumbra le abrazan las olas, garras de la noche.
La brizna de una esperanza, transporte a la incertidumbre.
Sus raíces por dos alas.

Cobolobo

cobolobo dijo...

Mi dialogante:

En la penumbra le abrazan las olas, un cuerpo de amor recién estrenado, la incertidumbre como garra, el sudor del niño que cuestionará la ausencia y una excusa más, cualquiera. Dónde la verdad. Sus zapatos, las alas debajo de la carne, su raíz.

Cobolobo

elisa...lichazul dijo...

que razón...cabe tanto en un par de zapatos
pero sobre todo muchas esperanzas

felicitaciones es un poema social maravilloso!!

besitos de luz

Ophir Alviárez dijo...

También tengo alguna sugerencia, pero ando a mil. Con calma te la hago. Hay en el poema imágenes que fascinan.

Gracias por estar siempre.

Abrazos,

Ophir

Ariadna dijo...

Sí hay que dejarse llevar Georgia...si algo tiene poder para arrastrarnos y transmutarnos más allá de nuestro día a día, ese es el amor, el físico el que araña y muerde. El que nunca dura

Un beso y gracias por tus huellas en mi casa

Juan Carlos dijo...

Me parece un poema necesario, el amor tiene tantas voces, hacen falta poetas que apuesten a poner sus ojos maás allá de sus propias narices. No dejes nunca que tu voz se apague, y mucho menos que otros la contaminen.
Enhorabuena por este poema de una intachable calidad

Besos

Juan Carlos

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta el poema.
Hay mucho dolor en cada verso.
Dolor real.
Dolor multitudinario.

Raíces por alas...
Que duro.

Besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Una permutación perfecta Georgia! no hace falta decir más, el poema ya dice todo lo que cabe en las palabras.

Un besote
marian