martes, 22 de julio de 2008



“Caracas nace y agoniza simultáneamente”
Leonardo Padrón


He intentado mirarte de frente

disimular tus susurros de miseria
tu viento etílico

la indigencia que se esconde en tus cuencas
y escupes a la intemperie

extraviados quedaron
tus encantos de antaño
corpiño ceñido a tu cintura
curvas insinuantes invitando a la bohemia

esplendor abolido
seducción cercenada

Mujer insomne
prostituida hasta el último recodo

Georgina Ramírez

2 comentarios:

HILDE dijo...

Una imagen dura y tristemente actual de nuestra querida ciudad. Refuerzas nuestra visión de cada día. Tendrá que pasar por terapia intensiva para recuperarla.
Poema realista y nostálgico a la vez. Me gustó.
Beso, HILDE

Mandrágora EN dijo...

Impresionante fotografía y un poema intenso.
Trabajé en barrios y aún así no puedo imaginar cómo es que todavía pueden crecer, dónde, cómo, y por qué hemos permitido que suceda.
Saludos, me gustó mucho tu blog