domingo, 21 de diciembre de 2008




“la jaula se ha vuelto pájaro
qué haré con el miedo”
Alejandra Pizarnik

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE

la lagrima
que baja
atropellada
por tu cara
hinchada de dolor
acaso incertidumbre

Tu cuerpo tiembla al sentir su aliento

duele en paralelo
el amor y el odio

destrozar la boca o desgarrar el sexo

las excusas desfilan
alegato retórico
que envenenan tus miedos

elevas la plegaria
derramando la herida
por la piel lacerada
que delata tu miseria

mujer mal amada
descociste tu sombra
para burlar la pena.


Georgina Ramírez

15 comentarios:

-Pato- dijo...

Qué gran entrada Georgia!

La foto es impresionante, me he quedado detenida mirándola. Me ha recordado a una imagen muy triste de algo que sucedió aquí, en Bs As hace unos años, el incendio de una disco, un recital donde murieron muchisimos jóvenes y sus zapatillas aún hoy cuelgan en la vereda del lugar en reclamo de que se haga justicia.
Lo mismo esta foto.
Un llamado de atención a la sociedad es.

La frase de Pizarnik, alucinante y tu poema excelente, para hablar de un tema tan delicado y doloroso como es la violencia doméstica.

Muy buen post.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Esa es una lacra que no se acaba.
Aquí en España se han tomado muchas medidas para intentar erradicarla pero creo que será necesaria la muerte de una generación para que empiece a solucionarse.

El poema duele. De verdad.

Besos.

Troba dijo...

cita, poema e imagen, en equilibrio doloroso...
me encanta como escribes...
besos tricolores

MBI dijo...

Suponer la vida dentro de esos zapatos es... suficientemente
cruel, no para vengarla, sino para no olvidarla.

Walter Portilla dijo...

Dolorosa descripción de la miseria humana, con cierto grado de euforia, de odio escondido entre la lucidez y la denuncia. Imagen triste, imagen obvia.

Mi abrazo Georgia, ya sabes, por carretera, muy largo.

La Gata Insomne dijo...

los zapatos se han puesto de moda para protestar

ni siquiera son mal amadas, no son amadas para nada...

un beso

Luisa Arellano dijo...

Has conjuntado perfectamente, tu expléndido poema para remover las conciencias sobre este tema y la locura que conlleva.

Su solución, a pesar de tantas medidas como se están tomando (al menos aquí en España) parece muy lejana y casi le doy la razón a Torosalvaje, cuando dice que será necesaria la muerte de toda una generación para que todo esto desaparezca.

Nunca el amor, fue menos amor y nunca la vileza humana tan vil como cuando quien debiera ser defensor y compañero en la dura senda de la vida, se convierte en tirano y asesino.

Gracias por gritar por ellas, Georgia, por levantar la voz por las que silenciaron los verdugos que se creyeron dueños y señores.

Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Las sombras descosidas forman tapices imperecederos, Georgia, como la palabra, como los versos.

felices Fiestas.
Marian

Luisa Arellano dijo...

Por estos poemas que como si fueran píldoras milagrosas, sanan, reconfortan y excitan...

cuando tengas un ratito, te pasas por mi blog a recoger un premio.

No te lo pierdas pues es la única edición de entrega de premios que voy a realizar jejeje

Besos

Susana dijo...

uf es un tema del que sé bastante, demasiadas promesas rotas, demasiados daños colaterales, demasiadas lágrimas negras..en fin, muy bien escrito aunque duele, besos y feliz navidad, su

Isabel Huete dijo...

Descoserse la sombra para burlar la pena... ¡Qué hermoso!
FELIZ NAVIDAD.
Y un beso grande.

Ariadna dijo...

Duele en paralelo el amor y el odio...esto me suena. Precioso y duro. Un besito.

Troba dijo...

en estas fechas, un saludo inmenso pra ti, no estas sola, bella :)

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Gritando lo injusto desde la foto que golpea
a la letra que entra lenta
pero irremediablemente a la sangre.
Es esperable la reacciòn de los justos.
Ademàs de gozar de tu pàgina
vengo a trerte mis mejores deseos.Abrazo sincero.

MBI dijo...

Abrazo recibido ...
y mil veces agradecido.