martes, 5 de mayo de 2009


Tus manos
sostuvieron mis miedos
hicieron primicia en mi cuerpo
recién estrenado al amor

Fui bálsamo siempre
a tu herida abierta
fuego cobijando el frío

Caminaste de mi mano
Alma gemela
que hoy me desconoce

Esas manos
firman
mi sentencia de muerte
daga que atraviesa
lágrima muda

Donde espero rostro
solo espalda

Dueles.

Georgina Ramírez

18 comentarios:

Lena dijo...

joooo Georgia...qué duro...

Odio a las espaldas y a las manos ciegas.

Yo quiero estar viva.

Besos, poeta...

(Y el dueles remata).

Pluma fina.

Troba dijo...

cortaron como un cuchillo
tus letras, amiga

besos!

La Gata Insomne dijo...

Guao Niña Georgia usted se está botando

besos

Walter Portilla dijo...

Buenísimo Georgia. Imagino que la firma es la sentencia, la separación definitiva. Profundos versos que te están saliendo de las manos últimamente, preciosos.
Un abrazote y un besote inmensos.

cr dijo...

Que belleza!

estoy_viva dijo...

Precioso poema muy profundo para decir se acabo.
Un placer leerte.
con cariño
Mari

Peppermint dijo...

Preciosos poemas sobre la vida y sus contradicciones.

lys dijo...

Es una historia de amor caducado bellamente contado. El amor inspira poesía y el desamor también.

Un beso.

Cartas que nunca escribí dijo...

Amo la poesía y tú escribes de la que se me queda prendada en el alma.

Besos.

Versos complicados dijo...

De repente creí me miraba en un espejo al leer tu poema.
Duele y llega.

Besos,
Migdalia

PD.Todo el blog me lo he recorrido.
Una maravilla de versos.

Cíclopa dijo...

mano
manca
mano
ojo
mano
mano


(bello)

roxana dijo...

DUELE!!! Si pero la sintesis y el sentimiento estan!!!!!! Un beso y gracias por pasar a visitarme! Buen Domingo!
Besito

Arha dijo...

dede las dos que soy
desde todas las que soy

he llegado leído detenido soplado

abiertos los ojos



un placer encontrarla
volveré

MarianGardi dijo...

Me ha emocionado tu poema.
Es tan delicado y tierno.
Un abrazo te enlazo en mi blog

Marian Raméntol Serratosa dijo...

El dolor es uno de los protagonistas en lo poético, ese dolor que nos mira de frente y se nos clava.

Un beso
Marian

Isabel Huete dijo...

Al dolor hay que bañarlo en bálsamo para que no nos secuestre.
Duelen los versos también.
Un beso grande, querida Georgia.

Ophir Alviárez dijo...

Los tres últimos versos son el poema del poema, genial!

Abrazos!

OA

Tarántula dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.