domingo, 19 de julio de 2009


Hubo fuego
donde ponías labios
lengua febril
abriendo paso
en mi cuerpo humedecido

Dientes hambrientos
devorando carne

Manos inquietas
sumergidas en este nido
que ya ni alas

no quiere ascenso
lejos de tu cuerpo


Georgina Ramírez

13 comentarios:

Troba dijo...

amores incandescentes...
antropófagos también..

besos!

Anónimo dijo...

Inigualable descripcion de la pasion con versos.. solo superables.. con su ejecucion.

Isabel Huete dijo...

Hubo, lo que quiere decir que ya no hay. Es el precio que siempre se cobra el amor.
Precioso poema.
Besos, corazona.

Quirón dijo...

Georgina? Georgia? gracias por tu visita. Me he hecho seguidor de tu blog......te leeré :)

Un beso

Jairo Rojas dijo...

luego de tanto fuego es dificil cualquier ascenso. Intenso este poema.

El mejor profeta del futuro es el pasado dijo...

Abrazo y saludo de vueltas ;) Megusta lo que leo por aquí

salvadorpliego dijo...

Interesantes las imágenes que nos regalas con estos versos. Un placer leerte. Saludos.

CALÉNDULA MARAVILLA dijo...

Me pone agua la boca...hermosa pasión
Saludos y abrazos amiga

La sonrisa de Hiperión dijo...

"no quiere ascenso
lejos de tu cuerpo"


Que ambos cuerpos suban, o que no alcancen la plenitud, ninguno de los dos,...

Saludos

Luisa Arellano dijo...

Habría jurado que te había comentado este poema ???

y es queme encantó la pasión y el ansia por el otro que desborda.

Un besazo

-Pato- dijo...

El poder de los besos, que hacen creer que tenemos alas y no pisamos el suelo.

Besos.

manly dijo...

Nada hay que dure para siempre, mucho menos "la pasión".

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro poemas preciosos