domingo, 17 de enero de 2010


Lacero mi piel con los recuerdos
que de ti construyo
si he de amarte
cuerpo etéreo
que pierdo al poseer
¿porqué requiere mi entrega
hacer pedazos lo que de ti obtengo?

Las plumas caen en el suelo
mientras en vano intentas
soltarte de mi jaula
frágil y diminuta ave
hazme ingerir tu veneno
sentencia mi muerte
en tus labios.


GEORGINA RAMÍREZ

6 comentarios:

Abriles dijo...

una y otra vez tijereando mi sueño.
in gusto volver a leerte

Jorge Ampuero dijo...

Una poesía pasional y degustable, por cierto.
Nos leemos.

Saluditos...

Walter Portilla dijo...

Apasionado y triste querida Gerogia, profundo en su sentir y poderoso como un lamento.
Bellísimos primeros versos, contundentes y hermosos los finales.
Destróazame ya de pensarte!, le dices, con una entrega absoluta y firme.
Me gusta much venir a leerte, Georgia, tu forma de expresarte y de sentir. Un beso y un abrazo enormísimos, ísimos, ísimos. Me encantó tu saludo por año 10, te lo deseo de corazón.

Luis Martin dijo...

Muy bonita tu poemas sigue mejorando, mejorando.

anamorgana dijo...

Algo triste, aunque pasional.
Tristeza!? yo lo veo así.
Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Las plumas caen en el suelo
mientras en vano intentas
soltarte de mi jaula"


Nunca me gustaron las jaulas, ni tan siquiera las que son de oro...


Saludos y un abrazo enorme.