martes, 30 de marzo de 2010


Amante
de la capital del cielo
solitario, etéreo

Voz diáfana
bruma estruendosa
desborda los ojos
que te circunda

De tu cima
cuelgan los pasos
liados al azar
de tu altura

Reloj de arena
incapaz del giro
hora esperada

sueño de pintor
repetido en el lienzo
inmortal en tu cerro
Cabré


Georgina Ramírez

5 comentarios:

Isabel Huete dijo...

Sólo mirar esas montañas, ese cielo, ese aire limpio, se respira la poesía por todos los lados. Y tú estás en su cima.
Besos grandes, mi niña.

-Pato- dijo...

¿Cómo no vas a caber?

Ahí puedo verte entre las cimas y el cielo.

Besos.

DINOBAT dijo...

Si miras te ves...plasmada.

Leo dijo...

Describes muy bien las pinturas de esa foto con tus sentimientos.
Abrazos y besitos, buen fin de semana.
Leonor

saint dijo...

Hola Georgia,me gustan tus poemas.
En especial este,etéreo como un haiku.Te dejo un beso.