miércoles, 14 de noviembre de 2012

SIN ENERO EN LAS MANOS

















Pude permanecer con la urgencia de ti en el cuerpo
deshojar tus aromas
reservar toda tu hambre a mis antojos

pero debí partir

poco importó el amor entonces
el beso que saltó sin labios

me hice inmune a la fragilidad en tu entrega


Georgina Ramírez

7 comentarios:

Queiles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Queiles dijo...

Son grandes y profundos tus versos. tienen una vitalidad serena y sabia. Gracias por la emoción que me traen.
Besos.
P.D Sigues preciosa.

Acuarela dijo...

Magistrales siempre tus palabras, sentidas y dignas de guardar.

Lichazul dijo...

que desoladora sensación
lo has plasmado certeramente

besitos y feliz jueves Georgia

Alicia María Abatilli dijo...

La pertida, el fin del amor, o el inicio del no-olvido.
Abrazos, Georgia.

TORO SALVAJE dijo...

Un beso que salta es el colofón de una farsa.

La inmunidad está garantizada.

Besos.

BAO dijo...

Feliz de leerte en tu blog amiga. Abrazo grande. Vuelvo con mi blog. ¡abrazo!