jueves, 20 de febrero de 2014

PEREGRINACIÓN






Yo nunca pedí esta guerra

ni siquiera pedí la oración
que me cuelga del pecho

Yo no quería estar muerta
para pelearla desde mi tumba


Georgina Ramírez

11 comentarios:

poemas lichazul dijo...

hay guerras que nos encuentran aunque no las busquemos
desolador instante
donde la vida pende del hilo y que se corta con todo el futuro sin estrenar

me alegro mucho de que retomaras tu espacio Georgia
abrazos energéticos

Pato dijo...

Las guerras...esos infiernos que no podemos erradicar, ni del mundo, ni de nuestras vidas, por mas que busquemos evitarlas a veces caen como de manera inesperada. Como todas las malas noticias, y ahí están, y nos acechan y nosotros desde el agujero mas oscuro nos sentimos morir y sin fuerzas para pelear, es que a veces son tan absurdas...Pero hay pequeños relámpagos en medio de esa noche oscura y en ese instante no se porqué, pero vemos todo el panorama con una claridad única (tal vez por el peligro o el miedo o por supervivencia) y peleamos como si estuviéramos vivos.

Besos!

Pluma Roja dijo...

Hola Georgia, vine a conocerte y agradecer tu paso por mi blog. El tuyo me gustó bastante y te reconozco como una buena poeta. Te sigo y espero que me sigas igual.

Saludos.

Ursus Polaris dijo...

Gracias por dejar tu huella en mi blog.
Leo y veo cosas que me gustan,
creo que por aquí me quedo,
con tu permiso.

Un saludo

ReltiH dijo...

DUELE, DUELE MUCHO EL DESENTENDIMIENTO QUE TENEMOS LA HUMANIDAD...!
UN ABRAZO

TORO SALVAJE dijo...

Como muerta eres la mejor que he conocido.

El poema merece un ramo de besos.

Darío dijo...

Veo que has vuelto, por lo que dicen, yo me alegro de haber venido. Hay ráfagas preciosas en esta patria. Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Injusticia.
Ninguna guerra se entiende.

El poema es un grito desgarrador.

Saludos

Alicia María Abatilli dijo...

Que no sea tarde para romper las tinieblas, tu poesía es prueba de que se puede.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Cuan inútiles las guerras y que necesario alzar la voz, gracias, hermoso

Carlos

Amylois dijo...

Cuanto!!! En tan pocas palabras!! Bonito blog. Un placer pasar por tu casa.