martes, 9 de septiembre de 2008


RED LIGHT DISTRICT


Un tren que viaja a prisa
sucumbe a tu esencia
diáfanas contradicciones

Vistes de seda y tulipanes
impregnas con tu aroma
los rostros que te traspasan
el bajo vientre
paseándote con la ingenuidad de un niño
en bicicleta

Cae la tarde
los maniquíes cobran vida
placeres fingidos
detrás de una vitrina
amores de emergencia

El dios Baco
triunfa una vez mas
Ámsterdam cae
bebido
fumado

Al otro lado
Van Gogh
pierde una oreja.


Georgina Ramírez

6 comentarios:

Leticia dijo...

Hola Gerogina, estoy de paseo por los blogs...me gustó mucho este poema. Gracias !!
saludos....

raga dijo...

yo te dije que te haría bien un vinito de vez en cuando!

salud, poeta

dos besos

Francisco Cenamor dijo...

Me paso por tu blog y te digo que me quedo con tu dirección para hablar próximamente del mismo.
Un saludo.

MBI dijo...

Vaya, me ha gustado incluso que Van Gohg, al final pierda una oreja. Se adivina tu modo de enfrentarte a la vida con humor y coraje taciturno..

MBI dijo...

Podría incluso perderla Van Gogh y me gustaría igual...

La paciente nº 24 dijo...

El amor siempre tiene como algo de emergencia, de una emergencia diferente, más urgente y con menos prisa. Ámsterdam, sí, siempre pasea en bicicleta y Ana Frank saluda subida a ella. Vincent perdiendo una oreja o dos, para demostrar que no pintaba de oído. Y un tulipán. Y una Centraal Station donde esperar…algo.

Gracias por venir.